jueves, 18 de septiembre de 2014

VÍA DOMITIA



Los legionarios romanos formaban una magnífica fuerza militar. Pero además, cuando las circunstancias lo requerían, actuaban como un efectiva maquinaria constructiva. Con sus armas vencían a los enemigos y con sus herramientas los romanizaban. No existe mejor forma de dominar un territorio que un buen sistema de comunicaciones. Y eso es lo que hizo roma en Europa, construir una excelente red de carreteras.

La primera que se construyó en las Galias fue la Vía Domitia, que discurría por la Galia Narbonense, corriendo paralela a la costa Mediterránea, entre los Alpes y los Pirineos. Una de las principales ciudades que atravesaba la Vía Domitia, era Narbona, capital provincial, y la cruzaba justo por el Foro, el mismo lugar donde siglos después se elevó la Catedral de los Santos Justo y Pastor.



La Vía Domitia unía todas las ciudades romanas de la Galia Meridional, como Brigantio (Briancon), Nemausus (Nimes), Baeteris (Beziers) y la propia Narbo Martius (Narbona). Al llegar a la Península Ibérica, la Vía Domitia se transformaba en la Vía Augusta que prolongaba su trayecto hasta Gades. En la actualidad es posible encontrar tramos de la Vía Domitia en algunas de las áreas de servicio y de descanso de la Autopista que cruza el sur de Francia.  
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...