domingo, 14 de septiembre de 2014

HILDEBOLDO DE COLONIA.



Señores laicos y señores eclesiásticos se repartían el poder en la Edad Media. El Alto Clero, además de la influencia política manejaba grandes sumas de dinero, que en ocasiones empleaban para erigir grandes iglesias y catedrales. Hildeboldo, obispo de Colonia entre 77 y 795, primer arzobispo de la Archidiócesis de Colonia, consejero (y amigo) de Carlomagno, y también de su hijo Ludovico Pío, patrocinó la construcción de la antigua catedral de la ciudad. En un mosaico (1885 - 1892) confeccionado en el suelo de la catedral, al Arzobispo Hildeboldo porta un modelo de la catedral románica que se comenzó a construir bajo su ministerio.  
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...