domingo, 7 de septiembre de 2014

ENRIQUE EL PAJARERO Y LOS MAGIARES.



Enrique I el Pajarero, duque de Sajonia y rey de la Francia Orientalis, forma parte del imaginario historicocultural germano, por haber sido capaz de conjurar el terrible peligro, que en el siglo X (durante el periodo conocido como Segundas Invasiones) , significaron las correrías magiares en Europa Central. El jerarca nazi, Heinrich Himmler, mano derecha de Hitler y brazo ejecutor del III Reich, se consideraba una reencarnación del rey medieval.

En 919 los ejércitos húngaros avanzan imparables por Europa y derrotan a las fuerzas de Enrique en la batalla de Puchen. Tras esta derrota, los jefes magiares obligan a Enrique al pgo de abundantes tributos. Durante estos años, los magiares parecían destinados a convertir en tributarios a todos los príncipes de Europa, causando dolorosos quebraderos de cabeza a duques, reyes, obispos y papas.


Enrique se sentía fortalecido en su poder y no estaba dispuesto a soportar el vasallaje impuesto por unos salvajes de las estepas, y en el 932 se negó a seguir pagando tributos. Un año más tarde, en la Batalla de Merseburgo, sus ejércitos infligieron la primera derrota importante de los magiares en suelo europeo. Enrique ordenó a sus tropas presentar una frente compacto, unido y sin fisuras para protegerse de la lluvia de flechas húngaras. En un segundo movimiento alcanzaron a sus enemigos antes de que estos pudiesen preparar una segunda oleada.

Esta hazaña convirtió a Enrique I el Pajarero en uno de los monarcas germanos más recordados de la Edad Media.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...