domingo, 7 de septiembre de 2014

KINDLIFRESSERBRUNNEN - LA FUENTE DEL OGRO.



Durante siglos niños de toda Europa se han ido a la cama atemorizados por los terroríficos cuentos de ogros, cuyo plato preferido era la tierna carne de niño. El siglo XX, y con Disney como principal colaborador, los populares cuentos se fueron dulcificando.


Hans Gieng esculpió en el siglo XVI la "Kindlifresserbrunnen", "la fuente del devorador de niños" para ser colocada en una céntrica plaza de Berna. Un enorme ogro se alimenta felizmente con el cuerpo de un desdichado infante, mientras otros pequeños tratan de escapar inutilmente de una pequeña bolsa que cuelga del hombro del monstruo. Los motivos exactos de la fuente siguen siendo un misterio y su verdadero significado sigue siendo motivo de especulación. Se ha querido identificar al ogro con un judío, al que se atribuyen las más abyectas maldades, con Krampus, una criatura terrorífica del folklore alpino ideada para castigar a los niños más revoltosos durante la noche de Navidad (en contrapartida a San Nicolás que premia a los buenos infantes) , con el mismísimo dios Cronos devorando a sus hijos, una advertencía para los niños de lo que les podía suceder si caían en el foso de los osos o el cardenal Schiner, que dirigió la Confederación Suiza en sangrientas derrotas sufridas en el Norte de Italia.


En la base de la fuente encontramos osos, animales muy vinculados a Berna,  que parten al campo de batalla.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...