lunes, 1 de septiembre de 2014

KAI-PU-PTAH Y SU ESPOSA IPEP.



Para los egipcios, quizás mas que para cualquier otra cultura del mundo antiguo, el matrimonio era algo muy importante y especial, según se desprende del importante número de esculturas que nos legaron. Un ejemplo de ello es el grupo escultórico de Kai-pu-Ptah y su esposa Ipep, de la Dinastía V y hallado en la Necrópolis de Gizeh. Kai-pu-Ptah, de piel morena, más alto que su mujer, de piel amarillenta. Rostros de mentón y mejillas redondeadas. Ojos hundidos, narices pequeñas y labios carnosos.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...