martes, 23 de septiembre de 2014

CASTILLO DE BRATISLAVA



El Castillo de Bratislava y Svatopluk son dos de los símbolos patrios de la nación eslovaca.


La colina donde se ubica el castillo estaba habitado en una época tan temprana como el Neolítico, durante el Imperio Romano y por supuesto, fue un imporante enclave estratégico para la Gran Moravia. La ciudad de Bratislava, la antigua Presburgo, dominada, y protegida por este castillo fue centro del temprano estado moravo, y parte importante del Reino de Hungría y del Imperio Austrohúngaro.


El castillo de Bratislava - Bratislavsky hrad - se edificó junto a un vado del río Danubio en un lugar concreto desde el que dominar la ciudad. Una fortaleza que controla una ruta comercial cuyo origen se remonta al siglo X, cuando es mencionado en los Anales de Salzburgo (907). Además de su función militar, la colia servía de centro administrativo de la Iglesia y del Estado.


De la brillante época de la Gran Moravia quedan los restos de un palacio principesco y de una gran basílica de tres naves, del siglo IX. En estos momentos constituía, junto con el Castillo de Devín, la frontera con los francos.


La Torre de la Coronación, localizada en el suroeste del conjunto fue construida en el siglo XIII. El aspecto actual le fue conferido por el rey húngaro y emperador germánico, Segismundo de Luxemburgo, cuando en 1427 ordenó la construcción de un enorme palacio gótico de dos plantas, amurallado y rodeado por un foso. En el Renacimiento adquirió su plano cuadrado y el patio central. Y tras la batalla de Mohacs (1526) que supuso la derrota de Hungría, el palacio-castillo de Bratislava se convirtió en residencia de los Reyes de Hungría.





Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...