lunes, 3 de octubre de 2016

LOS CLIMAS DE LA TIERRA.



La Tierra se divide en tres zonas climáticas en función de las temperaturas y de la latitud. En ese sentido hablamos de Zona Cálida, Zona Templada y Zona Fría. No obstante, dentro de cada una de estas zonas existen distintos tipos de climas.


A.- ZONA CÁLIDA.
Se extiende entre el Trópico de Cáncer y el Trópico de Capricornio, al norte y al sur de la línea que traza el Ecuador. Los climas cálidos se caracterizan por temperaturas altas y constantes, debido a que los rayos solares inciden de forma perpendicular todo el año.

A.1.- Clima Ecuatorial.
En torno al ecuador se desarrolla es clima ecuatorial. Las temperaturas, con una media anual por encima de los 27ºC, son altas y constantes a lo largo de todo el año. Las estaciones prácticamente son inexistentes. En cuanto a las precipitaciones son abundantes y constantes, alrededor de los 2.000 mm anuales. La selva virgen es el medio natural que se desarrolla en las zonas de clima ecuatorial.

A.2.- Clima tropical.
El clima tropical en el área de influencia de los trópicos presenta temperaturas elevedadas a lo largo de todo el año, y las precipitaciones, a pesar de ser abundantes se concentran en una época del año, y siempre están por debajo – 750 – 1500 mm – de las cifras del clima ecuatorial. De esta forma en los climas tropicales se alternan una estación seca y una estación húmeda, dando lugar al bosque tropical.

A.3.- Clima tropical seco.
Cuanto la estación seca supera los tres meses de duración hablamos de clima tropical seco. La sabana es el medio natural típico y característico de esta variedad climática.

A.4.- Clima monzónico.
El clima monzónico, que se extiende por el Sudeste de Asia, es una variante del clima tropical que se caracteriza por una marcada estación húmeda relacionada con un viento llamado monzón. El monzón sopla durante el verano desde el sur hasta el norte y suele venir acompañado de fuertes y torrenciales lluvias.

A.5.- Clima desértico.
La característica fundamental del clima desértico es la práctica ausencia de precipitaciones, siempre por debajo de los 250 mm. Por otro lado las temperaturas son muy elevadas y existe una gran diferencia entre el día – caluroso – y la noche – fría.


B.- ZONA TEMPLADA.
Los climas templados se extienden por las zonas intermedias de ambos hemisferios, entre los Trópicos y los Círculos Polares. En general se trata de climas con temperaturas suaves y cambiantes, que presentan cuatro estaciones diferenciadas.

B.1.- Clima Oceánico.
El clima océanico, también llamado atlántico, se extiende por las fachadas occidentales de las zonas templadas. Sus temperaturas son suaves, debido a la influencia del océano, y las precipitaciones abundantes y regulares. En esta zona domina el bosque caducifolio.

B.2.- Clima Continental.
Por las tierras interiores de Europa, Asia y América del Norte se extiende el clima continental. En estas regiones los veranos son cálidos y los inviernos fríos y rigurosos. Las lluvias caen con más profusión durante el verano y son más abundantes en las zonas próximas a las costas. Dependiendo de la latitud se desarrollan diferentes medios naturales; taiga, pradera y estepa.

B.3.- Clima Mediterráneo.
Este clima se extiende, sobre todo, alrededor del mar del mismo nombre. Las temperaturas son elevadas en verano y suaves en invierno, mientras que las precipitaciones no son muy abundantes y se concentran en primavera y otoño. Algunas tierras mediterráneas sufren año tras año de largas sequías.

C.- ZONA FRÍA.
Los Climas Fríos se desarrollan en el interior de los Círculos Polares y en las zonas de Alta Montaña.

C.1.- Clima Polar.
El Polar es el clima más frío de todo el planeta, con un invierno seco, largo, oscuro y muy duro, con temperaturas que oscilan entre los – 20ºC y los – 50ºC. El verano apenas dura unas cuantas semanas y habitualmente no se superan los 10ºC. Las precipitaciones escasas no llegan a los 300 mm y suelen caer en forma de nieve. La tundra es el medio natural característico de los polos.

C.2.- Clima de Alta Montaña.
El clima de Alta Montaña es un clima azonal que no depende de la latitud, sino de la altitud. Se trata de un clima frío (fresco en verano) con abundantes precipitaciones. La vegetación, y el medio natural, irán variando de unas partes a otras de la montaña.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...