domingo, 2 de octubre de 2016

REINO DE POLONIA XIV: LA PODEROSA NOBLEZA.



Durante la fragmentación política y territorial la nobleza aprovechó para aumentar su poder y prestigio. Este poderoso cuerpo nobiliario tiene su base en la szlachta, que en un principio formaba un segmento aparte de los grandes terratenientes.

La szlachta, que se encuentra en el origen de los magnates, era una clase abierta y dinámica, caracterizada por la ausencia de la rígida, típica (y tópica) jerarquía feudal, cuyos integrantes tenían la obligación de defender el país. Una ingente masa de caballeros establecidos en sus tierras y algunas familias señoriales de rancio abolengo, que con el tiempo va a conseguir también controlar la actividad mercantil.

Al contrario de lo que sucedió con los nobles de casi toda Europa, la szlachta polaca fue cada vez más poderosa (e influyente) y con el advenimiento del estado moderno y la monarquía autoritaria, establecieron una especie de democracia parcial que en última instancia beneficiaba a todos estos nobles.


Entre los siglos XIV y XV los miembros de la szlachta van a aprovechar astutamente el momento de auge económico para ampliar sus propiedades y blindar sus privilegios. Para aumentar beneficios, y ante la exportación masiva de grano, fijan los campesinos a la tierra y los somete a la prestación vecinal. Todo esto supone un recrudecimiento (un tanto anacrónico) del Régimen Señorial.  
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...