jueves, 28 de abril de 2016

GÖK TUKLER, LOS TURCOS CELESTIALES.



Gök, dios del Cielo, era la principal deidad de una tribu turca, conocida por ese motivo como Turcos Celestiales, que formaron el primer imperio turco del que tenemos noticias. La gente de esta tribu se consideraban hijos del cielo y de una loba. El lobo, y el inmenso cielo azul, son dos de los símbolos tradicionales de los pueblos esteparios. Los turcos mantendrán el culto al lobo hasta su conversión al Islam. Antes de obedecer el Imán, los turcos eran guiados en el mundo de los espíritus por el chamán.

Los Gök Tukler – o köktürk – procedentes de los montes Altai, crearon una poderosa confederación y bajo el mando de Bumin Khan, conquistaron buena parte de Asia Central y fundaron un destacado imperio territorial destruyendo de paso, el imperio de los ruan ruan. Desde esta privilegiada posición los köktürk controlaban algunos tramos de la lucrativa Ruta de la Seda. Más tarde Bumin Khan intentó casarse con una princesa ávara, pero fue rechazado por su familia que lo consideraba un simple herrero. Y esta es otra actividad (además de la guerra y la cría de caballos) en la que sobresalían los turcos: la metalurgia.


El imperio prolongó su existencia casi dos centurias. En 744 se desintegró como consecuencia de una sublevación generalizada y el continuo hostigamiento de otras tribus túrquicas, como los uigures. Antes que todo eso, y a la muerte del fundador, el kaganato se dividió en dos ramas; una oriental que acabó dominada por los chinos y otra occidental que se aproximó a Persia, adoptando algunos principios del zoroastrismo. Kutlu Jagán reunificó el imperio, que viviría entonces, siglo VII, sus momentos de mayor esplendor. En esa época crearon un sistema de escritura (de la que existen algunos testimonios) que guardaban ciertas semejanza con las “runas”.  
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...