sábado, 2 de abril de 2016

AGNÉS SOREL, AMANTE Y MODELO.



La lujuria, el placer carnal y la promiscuidad, pulsiones humanas, han estado ligas históricamente (de forma real o folletinesca) a las clases superiores, y los poderosos reyes de todo tiempo y lugar gustaban rodearse de un nutrido grupo de cortesanas, prostitutas, concubinas y amantes. En ocasiones una de ellas se convertía en la favorita.


Agnés de Sorel, amante de Carlos VII de Francia, al que dio algún vástago, y conocida como “Dame de beauté”, es la primera amante real reconocida como tal de forma (más o menos) oficial. Es la primera de una larga lista en las que aparecen nombres como Diana de Potiers o la princesa de Éboli. Sus bellas formas, boca pequeñas, cabello sedoso y esbelta figura de cines enamoró a Carlos. Pero no sólo cautivó al rey y a parte de su corte, sino también a algunos artistas del momento como a Jean Fouquet, que la utilizó como modelo para su cuadro “La virgen con el niño”.


Su estrecha relación con el monarca despertó los recelos de algunos personajillos de la corte que decidieron acabar con su vida. En 1450, embarazada de un nuevo hijo, Agnés Sorel murió envenenada con mercurio.  
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...