viernes, 29 de abril de 2016

JEANNE DES ARMOISES.



Caraduras, pícaras e impostoras han existido toda la vida. Las más de las veces son descubiertas y pocas son las que acaban bien. Como Leonardo di Caprio en “Atrápame si puedes” nuestra protagonista se dedicó a la suplantación durante el Medievo francés. Jeanne des Armoises fue una aventurera francesa que aprovechando cierto parecido con Juana de Arco se hizo pasar por la Santa Guerrera a partir de 1436, sin importar que la Doncella de Orleans muriese quemada en la hoguera cinco años atrás. En cierta ocasión se presentó en Metz y fue capaz de convencer a la población para que le proporcionasen dinero para un caballo y así continuar la guerra contra los ingleses. En 1439 protagonizó una entrada triunfal en Orleans y el propio rey Carlos VII aceptó recibirla. Descubierta y perdonada, no tardó en volver a meterse en otro lío y ser condenada al destierro, momento en que se pierde su pista para siempre. Que se sepa claro, igual engañó a otro incauto y pudo seguir unos cuantos años más viviendo del cuento.  
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...