jueves, 14 de abril de 2016

ARCHE SCALIGERE.



Familia della Scalla, señores de Verona, orgullosos divos de la cultura y de la guerra, blandían por igual la espada y la pluma, quisieron que sus tumbas pudiesen ser vistas por todos los veroneses, todos lo días.


Si un artista neogótico de nuestra postmodernidad hubiese imaginado una estampa, un escenario ideal para una novela o película, se parecería a este Arco Scagliero.


En la entrada de la Iglesia de Santa María Antica en Verona se colocaron los sepulcros góticos de tres destacados miembros de esta familia que rigió con brazo fuerte los destinos de Verona durante la Edad Media: Cangrande I, Mastino II y Cansignorio.



Sobre la puerta misma del templo el sepulcro de Cangrande soportado por unos perros.


Candrande sigue velando por Verona y sus habitantes.



Mastino II en uno de los laterales.


Cansignorio della Scala en el otro lateral. Obra de Bonino da Campione.



Para el historiador Duby el Arche Scaligere es uno de los monumentos más destacados del arte gótico.  


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...