sábado, 16 de abril de 2016

LEZHË



A medio camino entre Skhödra y Krujë, en la llanura albanesa, el castillo de Lezhë vigila atentamente la antigua Catedral de San Nicolás, convertida en mausoleo de Skanderbeg.


Situada a orillas de un estrecho tramo del río Drin y a escasos kilómetros de la costa Adriática, Dionisio I de Siracusa fundó la colonia de Lisos. Unos años más tarde el rey ilirio Gentius estableció aquí su residencia y fortaleza. Desde este cuartel general, y aliado con Perseo de Macedonia, organizó sus ejércitos contra Roma. Conquistada por las legiones, la colonia cambió su estatus a municipio. Transcurridos dieciséis siglos de aquello, Lezhë fue el centro neurálgico de la federación tribal que fundó (y dirigió) Skanderbeg junto a otros líderes albaneses– la Liga de Lezhë – para competir con la República de Venecia y oponerse al turco. Los venecianos, que también ejercieron su dominio sobre ella, la llamaron Alessio y tras la muerte de Skanderbeg fue anexionada por los otomanos.




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...