jueves, 19 de febrero de 2015

PEDRO ORSEOLO DE HUNGRÍA.



Esteban , el primer rey de Hungría, se encontró con un grave problema sucesorio, unido al terrible dolor que todo padre padece al perder a un hijo, cuando el príncipe Emeric, que estaba preparado para reinar, murió en un accidente de caza. Para (intentar) evitar conflictos mayores, Esteban nombró heredero a su sobrino Pedro Orseolo, hijo de su hermana María y del dogo veneciano Otón Orseolo, que había nacido en la propia ciudad de los canales.

Enfrentado a Conrado II, su padre Otón tuvo que huir de Venecia, y María con sus dos hijos Pedro y Frusina encontraron refugio en la corte de Esteban. Con veinte años Pedro comandaba las tropas de su tío.

Una vez en el trono, y por temor a una revuelta de los barones magiares partidarios de recuperar las antiguas tradiciones paganas, Pedro se rodeó de extranjeros, fundamentalmente italianos y alemanes. No obstante la nobleza magiar destronó a Pedro y sentó en el trono a Aba Samuel (cuñado de Esteban).


Pedro Orseolo no iba a renunciar a su posición legitimada por el propio San Esteban, y buscó el apoyo de Enrique III "el Negro", al que ofreció vasallaje. Al frente de tropas alemanas regresó a Hungría, derrotó al usurpador y volvió a gobernar el país. No obstante, Pedro nunca pudo controlar ni someter a sus enemigos, que no tardaron en reorganizarse, iniciando una revuelta anticristiana en la que asesinaron a San Gerardo, y finalmente derrotaron al rey. Pedro Orseolo fue cegado para incapacitarlo y a consecuencia de las heridas infectadas, murió en 1046.  
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...