miércoles, 7 de mayo de 2014

EL REINO DE BENIN



El Reino de Benin, un estado vinculado al pueblo yoruba, tuvo a Eweka, como su legendario fundador y a Ife, su ciudad matriz. Además de capital, Ife era una ciudad sagrada, pues en ella se conservaban los cráneos de los soberanos muertos.

El Reino de Benin, que nada tiene que ver con el actual estado de Benin, ocupaba el este de Nigeria.


La época de mayor esplendor fue el siglo XV, cuando su capital, también llamada Benin, estaba rodeada por un enorme muralla y en su interior, amplias calles flanqueadas por casas de madera, confluían en el palacio del Oba (rey). Esta etapa coincidió con el reinado del oba Eware el Grande, que además de rey, fue médico, viajero, soldado y conquistador.

La ciudad estaba asentada en una importante ruta comercial y sus mercaderes vendían tejidos, marfil, bronce, aceite de palma y pimienta. Además, se organizaban expediciones militares para capturar prisioneros, que posteriormente eran vendidos como esclavos, especialmente a los portugueses que a partir del siglo XV comenzaron a dejarse caer por aquí.

Para los exploradores y viajeros, Benin tenía un lado tenebroso y oscuro, los sacrifios humanos. Esto le valió ser conocido como la Ciudad de la Sangre.



Benin alcanzó fama y notoriedad por su arte, especialmente las efigies de bronce y marfil de los emperadores y esposas, cuyos ejemplares más antiguos datan del siglo XIV.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...