lunes, 20 de junio de 2016

DOBRAWA DE BOHEMIA.



Las casas nobiliarias tienden a unirse y apoyarse mutuamente contra las adversidades (cualquiera que sea la forma que tomen), y a lo largo de la Historia de la Humanidad, la mujer ha sido la tinta con la que se han firmado esas alianzas. Dobrawa fue infanta de Bohemia de la familia premíslida, hija de Boleslao I el Cruel. Su matrimonio con Miezko I la convirtió, además, en duquesa consorte de Polonia. Nos situamos a mediados del siglo X, un momento histórico en que los diferentes grupos eslavos trabajaban para dar forma a sus propios estados (ya fueran condados, ducados o reinos).


Durante la Edad Media se consideraba a Dobrawa la principal responsable del bautismo de Miezko y de la adopción del cristianismo por el Ducado de Polonia. La iglesia siempre tuvo interés en mantener viva esta tradición. No obstante los historiadores modernos (¿más objetivos?) consideran que la conversión religiosa se había acordado entre polacos y bohemios poco antes de la celebración de la boda. Esas clausulas matrimoniales también sirvieron para materializar la colaboración entre Miezko y Boleslao, o lo que es lo mismo, entre Polonia y Bohemia.



Miezko y Dobrawa tuvieron varios hijos e hijas, entre ellos Boleslao I que sería coronado primer rey de Polonia (1025) o la legendaria Sigrid la Altiva, una reina escandinava casada sucesivamente con el sueco Erick el Victorioso y con Svend I de Dinamarca "Barbapartida". La propia existencia histórica de Sigrid es todavía motivo de discusión. La muerte de Dobrawa, ocurrida en 977, debilitó considerablemente la alianza polaco-bohemia.  
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...