domingo, 26 de junio de 2016

ÖSTERSUND.



Cuentan los lugareños que las aguas del lago Storsjön donde se asienta esta ciudad, estaban habitadas por un monstruo marino del que podemos ver múltiples figuras de vivos colores en todas las calles de la ciudad. Esta ciudad sueca es un lugar ideal para iniciar la incursión en las frías tierras de Laponia, la patria de los saami, ancestrales pastores de renos, que siguen manteniendo sus costumbres cuyo origen se pierde en la noche de los tiempos.


Por cierto el monstruo del lago Storsjön se llama Birger. Parece ser que todas las regiones lacustres de Europa tienen su bichejo antediluviano.




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...