miércoles, 15 de junio de 2016

CERRO DEL CASTILLO



¿Antiguo asentamiento ibérico? ¿Atalaya morisca? ¿De dónde le viene el nombre a este cerro enclavado en medio de Despeñaperros?.


Desde este lugar se controlan pasos y collados desde tiempos pretéritos. La autovía N – IV – construida sobre milenarias rutas, atraviesa la región, nace en la llanura manchega, penetra en la montaña, sortea Despeñaperros, auténtica puerta de Andalucía, para alcanzar el Guadalquivir y fenecer con él, en la provincia de Cádiz.


Desde aquí tengo la Mancha a un lado y Andalucía al otro.


Los toscos sillares del cerro duermen al amparo de la masa forestal del Parque Natural de Despeñaperros. Antaño bosques de lobos, águilas y linces. Hoy una tierra olvidada por (casi) todos.




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...