viernes, 4 de marzo de 2016

NARAM SIN



Un casco con cuernos sobre la cabeza, símbolo de su divinización y una pirámide de hombres vencidos bajo sus pies, es la forma en que está representado Naram Sin en la famosa estela conservada en el parisino museo de Louvre, que conmemora la victoria sobre el pueblo de los lullubi.


Nieto del legendario Sargón, Naram Sin representa el momento de mayor esplendor del Imperio Acadio, pues recoge el testigo del fundador del primer imperio mesopotámico, logrando dotar a la monarquía de mayor prestigio y llevando a su pueblo al grado desarrollo más alto de su breve historia. Este soberano continuó con la expansión militar, alcanzando cotas nunca logradas antes, en un estado constante de guerra, el soberano acadio conquistó las regiones de Subartu y el País Alto en la zona del Tauro y los Zagros del Norte, anexionando además Ebla.


En la estela citada se representa a Naram Sin vistiendo los atributos que lo identifican con el poder terrenal y el divino. Las hazañas que protagonizó en vida este rey, hicieron que fuese divinizado a su muerte, por los miembros de su comunidad. El rey comienza a ser concebido como un ser cuasi divino, elevándose por encima del resto de la población, como podemos observar en la estela.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...