lunes, 28 de marzo de 2016

EL CORAZÓN DE LA SANTA.



La Iglesia de la Asunción en Alba de Tormes, que pertenece al Convento de las Carmelitas Descalzas fundado en 1571 custodia el cuerpo de Santa Teresa, su célebre brazo incorrupto y una reliquia más sublime; su corazón.


Sobrecogen las reliquias que con cierta morbosidad, inherente al ser humano y mucho mimo y salvaguarda, conserva la Iglesia Católica de sus santos, beatos, mártires y demás personajes dignos de estar sentados a la diestra del Todopoderoso, una forma de culto a los muertos, de intentar parecernos a ellos (por sus buenas obras). La parte oscura del alma humana, la que a veces siente más fuerte la Muerte que la Vida, la que camina entre Tinieblas, se siente fascinada por estos templos cristianos y la tenebrosidad que encierran.  
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...