jueves, 25 de mayo de 2017

LA TUMBA DE ENRIQUE EL LEÓN.



La tumba de Enrique el León y su esposa Matilde es el ejemplo más temprano de sepulcro doble en Alemania. Enrique el León, uno de los nobles más influyentes de su tiempo yace junto a su esposa Matilde, una infanta Plantagenet, hija de Enrique II y Leonor de Aquitania.


La estatua de Enrique es de un tamaño ligeramente superior al natural y está representado con un iglesia en la mano por ser donante de la Catedral de San Blas (lugar de enterramiento) a la que transformó a su regreso de Tierra Santa. La enorme espada simboliza la justicia impartida por el duque.


Su esposa, adornada con una diadema, es representada en actitud devota y honesta.




Estas esculturas funerarias góticas presentan una fascinante contradicción. Por un lado las almohadillas donde descansan pies y cabezas, características de las figuras yacentes simbolizan los efímero de la vida y lo irremediable de la muerte. Pero al mismo tiempo ambos cuerpos se muestran en la plenitud de la vida: ojos abiertos, juventud y atributos del poder terrenal.  


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...