miércoles, 15 de febrero de 2017

TEOBALDO V DE BLOIS.



Las famosas ferias medievales de Champaña deben parte de su notoriedad, y proyección continental, a los nobles de la región que se encargaban de garantizar la seguridad de los mercaderes. Ante la ausencia de instituciones eran las personas las que auspiciaban su desarrollo.


En el año 1137 Teobaldo (Thibaud le Bon), conde de Blois, concedió a perpetuidad a los hombres del antiguo mercado de Provins la feria de San Martín (matanza de cerdos, chacinas y embutidos). Posteriormente se enroló en la Tercera Cruzada. Nunca regresó a casa.  
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...