martes, 7 de febrero de 2017

ERMITA DE SANTA CATALINA EN MUNDAKA.



Solitaria y asilada de la población de Mundaka, la ermita de Santa Catalina (Santa Katalina baseliza), a orillas del mar Cantábrico, expuesta a la lluvia y la galerna, ha contemplado de cerca la cara más amarga del sufrimiento humano. Leprosería, hospital o lugar de refugio, en el interior de sus muros buscaron protección, amparo y consuelo lo más desgraciados.  


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...