miércoles, 13 de enero de 2016

CASTILLO DE MIRAFLORES EN ALCONCHEL.



Enclavado en la comarca pacense de Olivenza, el castillo de Miraflores en la localidad de Alconchel, lleva siglos con un ojo guardando la frontera entre Castilla y Portugal, y con el otro vigilando atentamente el camino hacia Badajoz. Conocido popularmente como Coluche, el castillo está formado por cuatro recintos que fueron levantados entre los siglos XII y XVII, utilizando en su construcción piedra, sillares y mampostería. A lo largo del tiempo la fortaleza ha sido testigo (más o menos protagonista) de las luchas entre Castilla y Portugal, cambiando en demasiadas ocasiones de propietario.

Las casas blancas de Alconchel se desparraman a ambos lados del castillo.

El castillo de Alconchel fue construido por el emir de Córdoba Abderramán II para contener las incursiones que el rey de León lanzaba contra Extremadura. A mediados del siglo XII, Giraldo Sempavor (“sin miedo”) alférez de Alfonso Henríques conquistó la plaza para las armas portuguesas. Más tarde, estando ya en manos castellanas, el rey Fernando III cedió la fortaleza a la Orden del Temple, poco antes de la conquista de Sevilla. Tras la disolución de dicha orden, Alconchel y su castillo cambiaron varias veces de dueño, contando entre ellos a la Orden de Alcántara. Hasta el siglo XIX contó con guarnición militar, pues cuando Olivenza aún pertentecía a Portugal, la frontera con el país vecino se encontraba a un par de kilómetros de aquí.  
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...