viernes, 29 de enero de 2016

LA LEYENDA DE ZAIDA.



En el año 1091, los Almorávides que habían desembarcado en la Península Ibérica años atrás, tenían entre sus objetivos conquistar el alcázar de Córdoba. En la antigua capital califal vivían el príncipe Fath Al Ma'mum y su amada la princesa Zaida. Ante los primeros reveses, Al Ma'mum decide enviar a Zaida y a toda su familia a buscar refugio en la cercana fortaleza de Almodóvar del Río.

El 28 de marzo el alcázar es finalmente asaltado, y el príncipe muere combatiendo a sus enemigos. En ese mismo instante, Zaida despertó sobresaltada de su sueño y subió rápidamente a las almenas, presintiendo en su interior que algo terrible había ocurrido. Desde lo alto de la torre, miró hacia Córdoba y pudo ver el caballo blanco de su amado huyendo en solitario de la ciudad.

Un par de jornadas después, llegan los almorávides a Almodóvar y encierran a Zaida en una mazmorra. En la más absoluta oscuridad, la vida de Zaida se fue apagando, consumida por el dolor, hasta que un día su destrozado corazón dejó de latir. Cuenta la leyenda, que al amanecer de cada 28 de marzo, el fantasma de la princesa Zaida pasea por el adarve del castillo, y entre gemidos y sollozos, espera con anhelo el regreso de Al'Mamum.

Al parecer la historia es menos trágica. Zaida consiguió abandonar la fortaleza antes de la llegada de los invasores almorávides, y encontró refugio en Toledo y esposo en Alfonso VI “el Bravo” rey de León.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...