domingo, 17 de enero de 2016

ENFRENTE DEL TORO SE ENCUENTRA EL TESORO.



Escribe Washington Irving «Al regresar a la posada encontré a nuestro amigo Sancho en animada charla con el posadero y dos o tres de sus sirvientes. Acababa de contar cierta maravillosa historia de Sevilla, que mi huésped parecía interesado en comparar con otra igualmente maravillosa sobre Antequera. Había una vez una fuente, decía, en una de las plazas públicas, llamada la Fuente del Toro, porque el agua brotaba de la boca de una cabeza de toro tallada en piedra. Debajo de la cabeza había escrito: enfrente del toro se halla el tesoro. Muchos cavaron frente a la fuente, pero malgastaron su trabajo sin hallar dinero. Por fin, un hombre entendido interpretó el lema de diferente manera: "En la frente del toro es donde está el tesoro -se dijo-, y soy yo quien ha de encontrarlo." Así pues, llegó, muy avanzada ya la noche, con un mazo e hizo pedazos la cabeza, y ¿qué creeis que encontró?. - ¡Un montón de oro y diamantes!- exclamó Sancho ávidamente. - No encontró nada -respondió el hostelero secamente-, y destrozó la fuente. En esos momentos los criados del posadero prorrumpieron en risotadas pues daban a Sancho por totalmente burlado, con lo que, supongo, era una de las bromas preferidas de mi hospedero».




La famosa Fuente del Toro aún es visible en el barrio alto de Antequera, donde termina la Cuesta de San Judas, al pie mismo de la alcazaba. Sobre el toro un sol, y en medio de ambos símbolos la frase “Que nos salga el Sol por Antequera”, atribuida al conquistador de la ciudad Fernando de Aragón . Eso sí, de tesoro ni rastro.  




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...