miércoles, 20 de enero de 2016

OBISPO ABSALON.



Mucho antes que surgieran las órdenes militares, que como el Temple o el Hospital, estaban compuestas por monjes-guerreros, ya existían obispos que desenvainaban espadas y blandían hachas, se ponían al frente de sus huestes y marchaban al campo de batalla como el mejor de los guerreros. Uno de estos bravos obispos, Absalon, encabrita su montura en la céntrica Højbro Plads (en Copenhaguen).


Absalón (c. 1128 - 1201) nació en el seno de la familia de un magnate escandinavo, y a lo largo de su vida fue, arzobispo de Lund, obispo de Roskilde, amigo de la infancia y consejero del rey Valdemar I de Dinamarca, figura clave en la evangelización del Báltico en estrecha colaboración con la Santa Sede, y eficiente guerrero que combatió (con la espada en una mano y la Biblia en la otra) sin tregua a las tribus paganas, como fue el caso de los Vendos (eslavos del norte) destruyendo su templo fortaleza de Arkona.


El obispo Absalón construyó iglesias y monasterios, y además, fue el fundador de la capital actual de Dinamarca, Copenhaguen. Preocupado por la historia y la cultura, es posible que Absalón fuese el personaje que encargó a Saxo Gramático la redacción de la Gesta Danorum.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...