jueves, 15 de enero de 2015

KURÓS DE MUNICH



La historia de la escultura monumental europea comienza en al siglo VII a.C., con sorprendentes estatuas de jóvenes desnudos, que conocemos con el término de "kurós", caracterizadas por la frontalidad, la rigidez y la inexpresividad.



Uno de estos jóvenes, cuya belleza y proporciones quedaron talladas en piedra, es el Kurós de Munich, datado hacia el 540 a.C. y conservado en uno de los museos más maravillosos de Europa, la Gliptoteca. 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...