jueves, 8 de enero de 2015

FORTÚN GARCÉS



Fortún Garcés "el tuerto" o "el monje", Rey de Pamplona entre 870 y 905, hijo y sucesor de García Íñiguez. El enfrentamiento de su padre con los emires de Al Andalus, provocaron que pasara gran parte de su vida como rehén en Córdoba, tras haber sido capturado durante una razzia andalusí en Navarra.

Tras más de dos décadas de cautiverio regresó a Pamplona para sentarse en el trono que su padre había dejado vacío. De carácter más espiritual que militar, se inclinó más por las prácticas piadosas que por las empresas bélicas, lo que provocó el rechazo de sus súbditos. García Jiménez, que había gobernado tras la muerte del rey, debía hacerse cargo de los asuntos del reino cuando Fortún Garcés buscaba recogimiento personal en el Monasterio de Leyre.


Sin que se tengan claro los motivos y las circunstancias, en el año 905 Fortún Garcés se retiró, o lo obligaron a confinarse, en el Monasterio de Leyre, donde permaneció hasta su muerte acaecida en 922. Tras la espantá de Fortún Garcés, el hijo de García Jiménez, Sancho Garcés I fue elegido rey de Pamplona llegando al trono la dinastía Jimena.Con él finalizó la dinastía Íñiga.  
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...