martes, 24 de enero de 2017

ADELAIDA DE ITALIA.



Una mujer con una vida de culebrón latino o folletín radiofónico. Una Verónica Castro o Jeanette Rodríguez (pero en la Edad Media), heroínas femeninas de telenovela. Adelaida fue amante del rey de Italia, Hugo de Provenza (Donald Trump es un pipiolo comparado con esta gentuza) y esposa de su hijo (y sucesor) Lotario II. Cuando quedó viuda fue encerrada en una torre junto al lago Garda por sus opositores, Berengario y Adalberto. Otón, el emperador, cual gentil caballero andante llegó a Italia luciendo brillante armadura, liberó a la desdichada Adelaida y la convirtió en su emperatriz y su esposa. La luna de miel la pasaron en la Riviera.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...