lunes, 21 de diciembre de 2015

JAN HUS



El primero de los protestantes (al menos uno de ellos), sus prédicas encendieron la llama de la Reforma que pronto explosionó en media Europa. Sus seguidores, llamados husitas, férreos defensores de la autonomía de Bohemia, comandadas por Ziska el Tuerto, enfrentaron en repetidas ocasiones a las tropas imperiales.



Jan Hus, cuya estatua preside un complejo monumental en el centro de Praga, se opuso abiertamente al Papado y a la creciente corrupción que había enraizado en el corazón de la Iglesia, y por tal osadía fue perseguido, juzgado por hereje y ejecutado por las inmovilistas autoridades católicas. Tras sufrir martirio y ser quemado en la hoguera, Jan Hus se convirtió en uno de los símbolos del nacionalismo bohemio.  
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...