domingo, 27 de diciembre de 2015

SOBRE HUNGRÍA O, COMO QUIEREN OTROS, PANONIA.



Hungría, que linda con Austria, la patria de Federico, extendiéndose hacia oriente, nos servirá de punto de partida para nuestra historia. A esta provincia la llaman algunos Panonia, como si los húngaros fueran los sucesores de los panonios. Sin embargo, ni Hungría tiene los mismos límites que Panonia ni Panonia fue antaño tan extensa como lo es hoy Hungría. En efecto, Panonia estaba encerrada entre el Danubio y los Alpes que dan a Italia y al mar Adriático; a poniente tenía Nórico y el río Eno; a levante roza el país de los misios y tribalos y el río Savo. Estos términos abarcan gran parte de Austria, poblada por teutones. También Estiria, llamada en tiempos Valeria, está comprendida en estos límites. En cambio Hungría, aunque abarca la Panonia Inferior desde el río Leitha hasta el Savo, sobrepasa el Danubio, se extiende hasta Polonia y posee los campos que antaño ocuparon los gépidas y los dacos. El imperio de la nación húngara es mucho más extenso que la propia Hungría, toda vez que también los dálmatas, llamados eslavos, los ilirios, llamados bosnienses, los tribalos o misios, llamados ora servios ora rascianos, y los getas, llamados en parte valacos y en parte transilvanos, han quedado sometidos a los húngaros, si bien en esta época nuestra algunos de ellos, derrotados por las armas turcas se han desligado.

Esta provincia, al menos en la parte que se extiende de lado del Istro, la ocuparon por primera vez los romanos en tiempos del César Octaviano, tras someter a Batón, rey de Panonia y aplastar a los amantinos entre el Savo y el Dravo. En cambio a Dacia, que hoy es una parte de Hungría al otro lado del Danubio, la sojuzgó el emperador Trajano, organizando una provincia en suelo bárbaro, si bien se perdió en tiempos de Galieno y fue reconquistada por Aureliano. Después de los romanos ocuparon Panonia ora los hunos, raza escita, ora los godos, pueblo procedente de las islas del mar Báltico, luego los longobardos, oriundos de Germania. Finalmente la nación de los húngaros vino a desbordarse desde los más remotos confines de Escitia y hasta el día de hoy es dueñas del reino, dominando ampliamente a una y otra orilla del Istro.
La Europa de mi tiempo.
Eneas Silvio. Siglo XV.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...