domingo, 6 de diciembre de 2015

VIDA Y COSTUMBRES DE LOS CORSOS.



Los habitantes de Córcega se alimentan de leche, miel y carne, productos que su isla ofrece en abundancia; y en sus relaciones se comportan con moderación y justicia, de un modo que supera a casi todos los demás bárbaros. Los panales de miel, por ejemplo, que se encuentran en los árboles de la zona montañosa pertenecen al primero que los encuentra, sin que nadie lo discuta; sus ganados se distinguen por medio de marcas y, aunque nadie los guarde, no son sustraídos a sus propietarios; y en cada uno de los actos de su vida es admirable como prefieren comportarse de acuerdo con la justicia. Pero lo mas increíble es lo que ocurre entre ellos con ocasión del nacimiento de sus hijos: cuando la mujer va a dar a luz, no es objeto de cuidado alguno con motivo del parto; su marido, en cambio, se mete en la cama como si estuviera enfermo y hace la covada en los días previstos, simulando que su cuerpo es presa del dolor. En esta isla crece también el boj, en gran cantidad y de excelente calidad, debido al cual la miel que se produce allí es muy amarga. Los bárbaros que habitan la isla hablan una lengua extraña y difícil de comprender; en numero son mas de treinta mil.
Diodoro Sículo. Biblioteca Histórica. Libro V – 14.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...