domingo, 13 de diciembre de 2015

LA LEYENDA DE DON MARTÍN Y LAS DOS HERMANAS MORAS.



Mitos y leyendas en tierras regadas con la sangre de moros y cristianos. Tras vencer en feroz batalla a las huestes castellanas, el alcaide de Baños de la Encina tomó prisionero a Don Martín, noble burgalés, diestro con la espada y diestro con la palabra.


Esperando a que llegase el rescate, los días fueron pasando y don Martín, gracias a su gallardía, a la destreza con que tañía el laud y el arte con que recitaba poesía, se ganó las simpatías del alcaide y de toda la corte que vivía en el castillo de Burgalimar. De entre todos los habitantes de la ciudad mora, fueron las dos hijas del gobernador, las que con más fervor admiraban a Don Martín, y fervor que mutó en enamoramiento. Tanto tiempo pasó don Martín con las hermosas doncellas, y tanto habló el trovador, que al cabo, ambas chicas decidieron abandonar el Corán y abrazar la fe Cristiana.

Y pasó lo que tuvo que pasar, enterado el padre de las criaturas de la traición cometida, montó en cólera, ni ruegos, ni lágrimas lograron ablandar su corazón y las dos hermanas fueron condenadas a muerte. Comienzan a caminar las desdichadas, escoltadas por la guardia, abandon el pueblo, y ya en la orilla del río, vuelven a tener la oportunidad de volver a la comunidad musulmana. Ellas se negaron una vez más. Se les ató una piedra al cuello y fueron arrojadas al río. Poco después de desaparecer bajo las aguas, emergieron dos enormes rocas que siguen siendo visibles hoy día y el camino que recorrieron se conoce, desde entonces, como la Senda de las dos Hermanas. .


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...