martes, 7 de abril de 2015

MOSAICO DE POLIFEMO Y GALATEA.



El gigante cíclope Polifemo, habitante de Sicilia e hijo del dios Poseidón, famoso por devorar a varios compañeros de Odiseo y ser cegado por él, se enamoró de la nereida Galatea. Enloquecido por el rechazo de la ninfa, Polifemo mató a su amante, un pastor llamado Acis, aplastándolo con una enorme piedra.

Este mosaico romano desenterrado en la plaza cordobesa de la Corredera, procede de una lujosa mansión con numerosos mosaicos como este, en los que se repiten los esquemas decorativos.

Según otra verión más amable de la leyenda, Galatea correspondió a Polifemo y tuvieron tres fornidos y saludables hijos, Celto, Gálata e Ilirio, héroes epónimos de estos tres pueblos.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...