martes, 28 de abril de 2015

BATALLA DE TORVIOLLI.

La primera victoria de Skanderbeg.



La batalla de Torviolli, también conocida como batalla de Dibra, fue el primer enfrentamiento significativo entre el Imperio Otomano y las tropas de la Liga de Lezhë comandadas por el albanés Skanderbeg  . La Liga de Lezhë fue una especie de confederación tribal formada por todos los señores y líderes albaneses que se oponían a la conquista turca de sus territorios. Hay quien ha querido ver, sin mucha fortuna quizá, en esta organización "the first all-Albanian state".

La batalla de Torviolli sucedió algunos meses después de las victorias del húngaro Janos Hunyadi contra los otomanos durante la "Campaña Larga" (1443-1444). Precisamente el movimiento de resistencia albanés, encabezado por Jorge Castriota Skanderbeg, comienza justo después de la cruzada húngara, concretamente tras las Batalla de Nis.

Para castigar la deserción de Skanderbeg y sus trescientos albaneses, el sultán - Murad II - envió un ejército de 20 - 25.000 hombres dirigidos por Alí Pasha. La columna otomana penetró en territorio albanés siguiendo el curso del río Drin, desde el Norte hacia el Sur, dirigiéndose a la importante región donde se alzaba la fortaleza de Krujë. Las fuerzas albanesas, unos 10 - 15.000 hombres reclutados entre los miembros de la Liga de Lezhë estaban comandados por Skanderbeg, que contó con su sobrino Hamza Castrioti y su inseparable Vrana Konti, como lugartenientes.

La valerosa infantería albanesa plantó cara al superior ejército otomano en la llanura de Domosdovi, al sureste de Albania. En la mañana del 29 de Junio de 1444 los albaneses se dividieron en tres grupos y pretendieron que los otomanos fuesen penetrando en las gargantas de Torviolli, simulando una fuga, retirándose a las montañas y bosques circundantes. Ali Pasha pensó que el enemigo huía aterrado ante la presencia de su poderoso ejército, y envió a su caballería seguro de la victoria. Los albaneses se reagruparon y atacaron a los turcos desplegados en la garganta, el frente albanés aguantó la embestida, los flancos fueron reforzados por la caballería y desde los bosques y riscos los guerreros de Skanderbeg cayeron por sorpresa sobre los envalentonados turcos. La trampa había funcionado y en un corto lapso de tiempo los otomanos fueron completamente derrotados.


La victoria de Skanderbeg en Torviolli sirvió para confirmar su autoridad sobre la Liga de Lezhë, impulsó la confianza albanesa en su desigual lucha contra la Sublime Puerta y animó a los príncipes occidentales y al Papado a organizar una nueva cruzada contra el Turco. Torviolli fue la primera gran victoria de Skanderbeg, a partir de la cual comenzó a forzar su leyenda de general invencible, pues muchos fueron los enfrentamientos con el Imperio Otomano, y pocas las derrotas.  
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...