martes, 14 de abril de 2015

EL ARDID DE SKANDERBEG PARA CONQUISTAR KRUJË.



Jorge Castriota era el hijo de un noble albanés, Gjon Castrioti , cuando los otomanos iniciaron la conquista del país. Como muchos muchachos de los Balcanes, fue obligado a acudir como rehén a tierras turcas, a fin de asegurarse el sultán, la fidelidad de su linaje. En Turquía, además de convertirse al Islam, Jorge Castriota aprendió a combatir como los turcos, y pronto se convirtió en un excelente jinete y mejor comandante, un hecho que le granjeó ser conocido como "Iskender bey", Príncipe Alejandro, en referencia al Magno.

Pasaron los años y Skanderbeg combatía en los ejércitos del sultán como un turco más, hasta la Batalla de Nis . En ese combate los turcos fueron derrotados y aprovechando la confusión que se produjo y la desbandada general, Skanderbeg acompañado por trescientos jinetes albaneses, decide desertar de la Sublime Puerta y volver a su patria para reclamar las tierras de la familia.

Su primer objetivo era la fortaleza de Krujë , determinante tanto por su posición estratégica, como por su relevancia histórica, pues fue la sede del Principado de Arbanon. En esta ocasión Skanderbeg utilizó la astucia y una buena dosis de sangre fría para rendir la plaza. El alcaide turco de Krujë debía ignorar lo ocurrido en Nis, pues no puso reparo alguno en abrir la puerta y dejar pasar al albanés. Una vez en el interior de la fortaleza, Jorge Castriota entregó al gobernador otomano una carta falsificada en la que el sultán Murad II ordenaba que la ciudadela fuese entregada al comandante portador de la misiva. De esta manera tan sutil y sin derramamiento de sangre consiguió Skanderbeg controlar un enclave decisivo, inmediatamente renegó del Islam, abrazó de nuevo la fe cristiana e inicio un conflicto abierto contra su antiguo señor. Murad II cuando se enteró de lo ocurrido montó en cólera y envió un mensajero a Castriota para que desistiese de la traición y volviese a Turquía recibiendo por ello honores más altos. De la respuesta de Skanderbeg nos informa Anonymus Zoras, recogido por Ralf Peter Martin: "Mientras yo sea Jorge y tú Murat, no volveré a tí. Pero cuando tú seas un Jorge como yo [es decir, te conviertas al cristianismo], entonces volveré y tú estarás a mi servicio."


Precisamente Krujë se convertiría en una de las bases de operaciones más importantes de Skanderbeg en su guerra contra los otomanos.  
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...