lunes, 11 de agosto de 2014

REVUELTAS CAMPESINAS EN ESLOVENIA.



La Baja Edad Media europea (aproximadamente siglos XIV y XV) fue una época de grandes cambios y profundas crisis, que afectaron a todos los sectores de la sociedad, la política y la economía. A lo largo y ancho del continente corrieron como la pólvora revueltas populares, protagonizadas, en el ámbito urbano por los trabajadores y miembros de los gremios, y en el campo, por los campesinos.


Los continuos ataques de turcos otomanos en el sureste de Europa durante el siglo XV, soliviantaron los ánimos de muchos campesinos eslovenos sin tierra, que estaban obligados a construir las defensas, defender el territorio, seguir pagando los tributos y trabajar para su señores. Como consecuencia, decenas de revueltas se sucedieron por todo el territorio esloveno, siendo especialmente encarnizadas las acontecidas entre finales del siglo XV y principios del siglo XVI. A pesar de los esfuerzos de los campesinos, prácticamente ninguna de ellas, alcanzó un éxito significativo. Debemos pensar además que gran parte del país sigue siendo eminentemente rural, y que estas revueltas, junto con la Reforma Protestante, significaron un momento decisivo en el despertar del nacionalismo esloveno. Muy cerca de la puerta de entrada del Castillo de Ljubliana, un monumento, en el que se agrupan varios campesinos humildemente armados, recuerdan las fechas de cada uno de estos levantamientos.



La sabiduría que dan los años de duro trabajo y sacrificio. No importa perder. Importa luchar, y abonar, si es necesario, con nuestra sangre, los campos. 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...