sábado, 9 de agosto de 2014

FERRERÍAS, DONDE EL CAMINO COMIENZA A HACERSE GALLEGO.



A partir de aquí se endurece la subida hacia la puerta de Galicia. En 1178 los monarcas ingleses fundaron aquí un hospital. El camino deja de ser leonés para convertirse, absoluta, y definitivamente, en Gallego. Y un pequeño puente romano (o de tradición romana) de un solo ojo. El actual era del siglo XV.  Muy posiblemente el topónimo Ferrerías/Herrerías haga referencia al artesanado y al oficio del hierro.

“Viene luego la tierra de los gallegos, pasados los confines de León y los puertos de los montes Irago y Cebrero. Es una tierra frondosa, con ríos, prados, de extraordinarios vergeles, buenos frutos y clarísimas fuentes; pero escasea en ciudades, villas y tierras de labor. Es escasa en pan, trigo y vino, pero abundante en pan de centeno y sidra, bien abastecida en ganados y caballerías, en leche y miel, y en pescados de mar, grandes y pequeños; rica en oro, plata, telas, en pieles salvajes y otras riquezas, y hasta muy abundante en valiosas mercancías sarracénicas”.
(Códice Calixtino).
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...