sábado, 30 de agosto de 2014

REIALS DRASSANES DE BARCELONA



Se trata de las mayores atarazanas medievales que se conservan en el mundo. Un edificio, o más bien una serie de edificios góticos del siglo XIV. En estas atarazanas se construyó, sobre madera, el dominio catalán de los mares (y del comercio). 


A escasos metros se eleva la famosa estatua del almirante Cristobal Colón, y es que la ciudad de Barcelona siempre ha vivido, se ha desarrollado y enriquecido mirando al mar. A pesar de no contar con un buen puerto.


Su estado de conservación es realmente excepcional para unos astilleros medievales. Desde el siglo XII la actividad marítima fue en aumento, y las conquistas mediterráneas y la incorporación de Mallorca y Valencia favorecen el aumento de demanda de naves comerciales y militares. Arnau Ferrer fue su maestro de obras, y las ocho primeras naves paralelas de las Reials Drassanes, estaban ya concluidas en 1381, gracias al esfuerzo conjunto de la ciudad y la Corona de Aragón. El recinto se construyó bajo el mandato de Peré el Ceremonioso (Pedro IV de Aragón ) y de su época aún sobreviven dos torres almenadas.  


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...