jueves, 8 de junio de 2017

LA MULA DEL CUBO.



En el cubo superior de uno de los numerosos torreones que refuerzan la muralla de Ávila asoma la cabeza de un animalillo, ¿un cerdo?, ¿un toro?, ¿una mula?. Lo más probable es que se trate de uno de los típicos zoomorfos tallados por los artesanos vetones, que se incluye en la designada comúnmente como “Cultura de los Verracos”.


Cuando llegaron los romanos a esta durísima región de la Meseta, esta era la patria de los vetones, un pueblo de rudos pastores de ganado. El recuerdo de esta estirpe nos aguarda en cualquier rincón de la capital abulense.




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...