viernes, 2 de junio de 2017

UNDER DE LINDEN – BAJO EL TILO.



Walter von der Vogelweide, minnesanger alemán, abandona los salones de fiesta y el amor cortés de damas noñas y caballeros con pluma, y nos ofrece una bella composición de amor pasional, real y consumado entre dos jóvenes en plena naturaleza.


Bajo el tilo,
en el campo,
allí donde estuvo nuestro lecho,
podréis encontrar
con gracia
rotas las flores y la hierba.
En un valle, junto al bosque,
tandaradei,
cantaba, bello, el ruiseñor.



Fui andando
a la pradera
y ya estaba allí mi amor.
Allí fui recibida
como gentil dama,
por lo que estaré siempre contenta.
¿Me besó? ¡Más de mil veces!
tandaradei,
mirad como tengo de roja la boca.



Él había hecho allí
un lecho
muy rico, de flores,
aún sonreirá
de corazón
quien vaya por aquel sendero:
entre las rosas,
tandaradei,
reconocerá donde apoyaba yo la cabeza.



Lo que hizo conmigo,
si lo supiera alguien
(¡no quiera Dios!), me avergonzaría.
Cuál fue su comportamiento conmigo
nadie lo sabe,
sino él y yo
y un pajarillo:
tandaradei,
fielmente nos guardará el secreto.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...