domingo, 14 de diciembre de 2014

KLAGENFURT, LA ROSA DEL WÖRTHESE.



Klagenfurt, a orillas de un lago Alpino, una ciudad bisagra entre el mundo eslavo y el imperio germánico, una puerta entre Eslovenia y Austria, conocida como la Rosa del lago Wörthese, es la capital histórica de Carintia (y anteriormente del ducado de Carantania).


Un pantano maldito, un duende malévolo, un dragón y un noble de apellido Spanheim, se funden en el origen de una ciudad donde lo histórico se entremezcla con lo legendario. Vinculada a los primeros estados eslovenos de la región, al Sacro Imperio, a los Habsburgo y al Imperio Austrohúngaro. Una preciosa ciudad eslovena en suelo austriaco, una Viena de bolsillo, una hermana de Ljubliana y un destino apetecible para cualquier viajero europeo.



Naturaleza, historia y arte. Es sorprendente descubrir estas ciudades diseminadas en este montañoso entorno. Clavadas en el fondo de un valle, a orillas de un lago o de un río. Los austriacos construyen armoniosas ciudades, que son auténticas obras de arte del urbanismo y la arquitectura. 


Las calles y los edificios están muy bien cuidados y lleno de detalles. Una escultura , un relieve o una pintura dotan las viviendas de una colorida imaginación. Pienso que tal vez para contrarrestar las nieves, la niebla, la oscuridad y las lluvias alpinas, fueron erigidas estas ciudades. 


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...