martes, 2 de diciembre de 2014

PIROSKA DE HUNGRIA.


Mosaico al estilo bizantino en la Iglesia Votiva de Mohacs.
Santa Piroska, princesa húngara hija del rey santo Ladislao I y Adelaida de Suabia. Huérfana a los dos años, su primo Colomán se encargó de ella y la entregó como esposa a Juan II Comneno, en una época de entendimiento entre ambos estados.


Piroska abrazó la fe ortodoxa, adoptó el nombre de Irene y se convirtió en emperatriz de Bizancio. A pesar de residir en Oriente, jamás se desentendió de Hungría y siempre se mostró dispuesta a recibir embajadas magiares, caballeros y misioneros húngaros, y en ocasiones sirvió de perfecta intermediario entre el Imperio y el Reino.  
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...