martes, 18 de marzo de 2014

RIEGO DE AMBRÓS



Descendiendo desde El Acebo, en plena bajada hacia el llano berciano, se encuentra Riego de Ambrós, donde el Camino se hace muy duro, especialmente para las sufridas articulaciones; rodillas y tobillos.

En fecha tan temprana como el siglo XII se nombrara como Riego de Ambroz, topónimo que procedía de Ambroce, su señor feudal. Además en la Edad Media también contaba con hospital para peregrinos.

Al tratarse de un terreno escarpado y montuoso, la agricultura era improductiva (por impracticable) y sus gentes debían dedicarse a la ganadería y a las colmenas.



Este descenso es, posiblemente y según gustos, el tramo más complicado entre León y la Tumba del Apóstol. 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...