martes, 14 de mayo de 2013

EDAD MEDIA

LA FORJA DE UN CONCEPTO.


Edad Media es un concepto que nace durante el Renacimiento, y lo hace con una alta carga de negatividad, al hacer referencia a una etapa oscura de la Historia, una época de guerras, supersticiones y un nulo desarrollo cultural.

Pero ¿quiénes acuñan el término?; los Humanistas. 

Los Humanistas del Renacimiento (siglos XV y XVI) pensaban que el latín que ellos utilizaban en sus escritos era tan perfecto como el Latín Clásico, y por eso entroncan su época con el pasado Clásico de Europa. Entre ambas etapas discurre una, que se sitúa en medio, y a la que ellos van a denominar Edad Media.

El siguiente paso lo da el profesor universitario alemán Cristobal Keller en 1688, quien publica una trilogía, "H. Antigua, H. Medii Aevi e H. Nova", introducciendo la división clásica en Historia Antigua, Media y Moderna. Aquí surge el término definitivo de Edad Media. 

Ya en el siglo XVIII, la Ilustración sigue potenciando los aspectos negativos de la Edad Media, por ser una época en que la vida cotidiana estaba basada, en gran manera, en la religión. Esta concepción se potencia durante la Revolución Francesa (1789) en la que se produce el enfrentamiento de las clases populares y burguesas, contra los poderes de la Nobleza, el Clero y la Monarquia Absoluta. Cuando se busca el origen de tales abusos, siempre se llegaba al mismo momento, la Edad Media. 

Mas en el siglo XIX se rompe este planteamiento negativo. Durante este siglo se desarrollan tres corrientes de pensamiento que van a alterar el concepto que de Edad Media se tenía hasta entonces. Nos estamos refiriendo a Romanticismo, Nacionalismo y Positivismo. 


El Romanticismo busca explicar el mundo, la realidad, a través de los sentimientos y la pasión, dejando en un segundo plano a la ilustrada razón. En ese sentido, los románticos decimonónicos van a reivindicar la Edad Media como un mundo fantástico. Los románticos acuden a la Edad Media en busca de temas e inspiraciones. Sirvan como ejemplo los Carmina Burana o las leyendas medievales en que se inspira Richard Wagner para sus óperas.

En estrecha relación con el Romanticismo surge el Nacionalismo, un fuerte sentimiento de pertenecer a un determinado grupo humano con el que compartimos una serie de elementos comunes. Este siglo XIX va a contemplar además, el nacimiento de importantes estados-nación, como Grecia, Alemania e Italia. 

 
Todos estos estados-nación surgen asentados en pilares sociales, económicos y políticos, pero también culturales. Determinados sectores intelectuales empiezan a buscar el origen de su propia nación. Esos (supuestos) orígenes no se pueden fijar, por ejemplo, en el horizonte cultural del Imperio Romano, ya que éste, era una gran unidad política que abarcaba a más de una nación, y porque además algunas naciones del siglo XIX, no estuvieron completas dentro de los límites del Imperio Romano, como fue el caso de la propia Alemania. Por tanto, van a buscar, y a encontrar, sus orígenes en la Edad Media. Alemania a partir del desarrollo de los Caballeros Teutónicos, Francia en las monarquías merovingias y carolingias, España en la tan traída y llevada Reconquista . . . 

La tercera corriente de pensamiento será el Positivismo Histórico, que va a conceder gran importancia, cultolátrica en ocasiones, al documento escrito. A la preguna ¿dónde buscar la verdadera historia?, ellos responderán sin vacilación; en los documentos. A partir de los estudios de Jean Mabillon (inciciador de la diplomática), muchos documentos que se consideraban falsos, comenzarán a ser tratados en su autenticidad. 

En definitiva, románticos, nacionalistas y positivistas dotarán al concepto de Edad Media de un contenido, un significado, que salvando las distancias, en cuanto al trato e interpretación documental, ha llegada hasta nuestros días. La Edad Media, no como una época de oscurantismo entre dos momentos brillantes, sino como una etapa más de la historia, con sus particularidades, donde es posible encontrar por igual la luz y la sombra. 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...