domingo, 19 de mayo de 2013

CARACTERÍSTICAS GENERALES DE LA EDAD MEDIA

La Edad Media ha venido dividiéndose tradiconalmente en tres etapas, cada una de ellas con sus propias características, Alta Edad Media (s. V - X), Plena Edad Media (s. XI - XIII) y Baja Edad Media (s. XIV y XV). A continuación vamos a dibujar un boceto trazando las principales líneas argumentales de cada una de estas etapas, describiendo a vuelapluma las estructuras políticas, sociales, económicas y culturales de este apasionante periodo de la Historia de la Humanidad.

ALTA EDAD MEDIA

a) Organización política.
Más allá de la caída del Imperio de Occidente en el 476, hay un mantenimiento de determinados hábitos políticos romanos, sus estructuras de poder se seguirán utilizando; incluso por los nuevos reinos germanos que surgen en el Occidente, como visigodos, vándalos, ostrogodos, lombardos, francos, anglos y sajones. El entramado político de estos reinos se construirá con los mismos mimbres que el Imperio Romano. Y esto se va a mantener incluso durante el Imperio Carolingio centrado en la figura de Carlomagno. 

b) Actividades económicas.
En las actividades económicas si que constatamos cambios con respecto a épocas anteriores. La economía va a estar caracterizada por la regresión, una profunda crisis y la pérdida de determinados núcleos. 

El ejemplo más paradigmático es el de la decadencia de las ciudades. La civitas romana era el eje vertebrador de toda la economía, a partir de los siglos III y IV, las ciudades empiezan a perder la importancia, no tanto desde el punto de vista físico como de los elementos que integran la ciudad; las clases dirigentes urbanas abandonan las ciudades y se retiran a las villas rurales. Esto provoca que la ciudad pierda su papel vertebrador, y todo eso va cambiando paulatinamente, las ciudades van perdiendo fuerza en beneficio de otros lugares. Durante la Alta Edad Media se desarrolla, hasta sus últimas consecuencias el modelo de las villas, lo que trajo cambios profundos en la economía. 

c) Estructuras sociales.
La Alta Edad Media se caracteriza porque fue la génesis del nacimiento de las relaciones feudovasalláticas, lo que vulgarmente conocemos como feudalismo. El Feudalismo clásico se desarrolla con plenitud a partir del siglo XI, pero podemos ver claros antecedentes durante la Alta Edad Media. 

Como durante la Alta Edad Media la idea de estado desaparece, o quiebra, es necesario buscar nuevas fórmulas que permitan la convivencia y las relaciones políticas. Y éstas nuevas fórmulas oscilan entre los poderosos y los débiles, entre señores y campesinos. Se crean vinculaciones personales, el débil va a buscar la protección del poderoso. 

También se produce una serie de crisis demográfica, como la provocada por las epidemias del siglo VI. A partir del siglo VIII se atisban signos de recuperación, que podemos situar en zonas de occidente, básicamente en el norte de la actual Francia, pero todo en un equilibrio muy precario. 

d) Aspectos culturales. 
Existe un elemento muy importante, pero al mismo tiempo contradictorio, nos referimos a la cultura clásica. Es contradictoria porque, al mismo tiempo que existe una continuidad de esta cultura clásica, también existe un desgaste de esa cultura. Un desgaste que estará enfocado sobretodo, por parte de la iglesia. La Iglesia Católica marcará aquellos autores que deben ser estudiados y aquellos que ni pueden, ni deben ser, siquiera leídos. 

Todo estos aspectos culturales desembocarán en lo que se conoce como Renacimiento Carolingio, que surge y se desarrolla en torno a la corte de Carlomagno y de su hijo y sucesor Ludovico Pío. Este Renacimiento Carolingio permite transmitir un saber acumulado en épocas anteriores. 

PLENA EDAD MEDIA

a) Organización política.
Quizás la línea argumental más importante estaría constituida por el nacimiento de las monarquías feudales, cuyos ejemplos más paradigmáticos fueron Francia e Inglaterra. 

En la Plena Edad Media se desarrolló el concepto de Monarquía, pero no una monarquía como la conocemos en la actualidad, sino que lo hacen en función de las relaciones feudovasalláticas, basadas en un equilibrio de poder entre señores y vasallos. El rey es un "primus inter pares" (el primero entre los iguales), y ese va a ser su papel en este tipo de relaciones. En ocasiones un vasallo podía incluso, ser más poderoso que su propio rey, se trata por tanto de un concepto bastante diferente de la idea de monarquía que podemos tener hoy día, en la que un monarca está por encima de absolutamente todos sus súbditos. 

b) Actividades económicas.
La Plena Edad Media es una época de desarrollo y apogeo económico. En una etapa de puesta en cultivo de nuevas tierras, roturaciones, tala de bosques, desecación de marismas. Básicamente se cultivarán cereales y viñedos.

c) Estructuras sociales.
Es la época de las relaciones feudovasalláticas, época de apogeo de la Sociedad Feudal. 

Se produce además un aumento demográfico. También en la Plena Edad Media, las ciudades vuelve a ocupar ese espacio articulador del territorio. 

d) Aspectos culturales.
Durante la Plena Edad Media surgen las universidades. También contempla el nacimiento y el desarrollo de dos estilos; el románico y el gótico. Son creaciones artísticas esencialmente europeas y esencialmente medievales. 


BAJA EDAD MEDIA

a) Organización política.
Desde la segunda mitad del siglo XIII en adelante, serán los reinos los que vayan creando estructuras políticas. Actualmente se piensa que partir del 1250 se pueden atisbar los orígenes del estado moderno. El estado moderno cristaliza en los siglos XVI - XVII. Estos reinos se van a construir con bastantes esfuerzos y tensiones, que desembocarán en violentas luchas. 

También durante este periodo existen una serie de estructuras políticas que se consolidan, nos referimos a las ciudades estado, cuya máxima representante fue la República de Venecia. Básicamente centradas en la península italiana van a desarrollar actividades comerciales y van a extender su influencia por la zona del Mediterráneo, casos de Florencia, Venecia, Pisa, Génova o Milán. 

b) Actividades económicas.
La Baja Edad Media se caracteriza por la crisis de las relaciones feudovasalláticas Una primera fase que se inicia en los años 70 del siglo XIII y va a tener su núcleo central en torno al año 1248, fecha de la peste negra que asoló Europa. Tenemos una crisis económica y demográfica. Esta crisis paraliza el gran empuje expansivo y roturador que habíamos visto durante la Plena Edad Media. Una segunda fase iniciada a partir de 1459 y en adelante se caracteriza por una recuperación económica.

Aunque evidentemente, cada una de estas fases exige estudios locales, pero se puede mantener esa generalización para toda Europa.

c) Estructuras sociales.
La Baja Edad Media se caracteriza por la crisis de las relaciones feudovasalláticas. Hay una pérdida de valor de estos grandes conceptos medievales. En una nueva concepción el rey ya no tendrá vasallos, sino súbditos. Aunque se seguirá manteniendo el señorío, jurisdicción que un señor tiene en un territorio, institución existente hasta el siglo XVIII.

d) Aspectos culturales.

La podemos caracterizar por la secularización de las costumbres, muy influenciada por los papeles que juegan las ciudades y los ambientes cortesanos. Esto significa que aunque la iglesia sigue teniendo poder y presencia en la vida, cada vez la iglesia va perdiendo jurisdicción sobre el pensamiento. Existe un pensamiento que surge en occidente y busca otras inspiraciones que no sea la iglesia. También hay que hacer referencia al triunfo y desarrollo de las lenguas vernáculas, ya por puestas por escrito. 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...