jueves, 16 de mayo de 2013

LA CONFIGURACIÓN DE LA PERSONALIDAD EUROPEA




El prestigioso medievalista francés Jacques Le Goff nos ofrece una ligera reflexión de como se fue configurando Europa, en toda su complejidad,  a partir de la Edad Media.

"Europa nació como entidad en la Edad Media, más concretamente entre los siglos VI y VII. Lo que ocurrió en es período fue una fusión de carácter cultural, no exenta de conflictos, entre el cristianismo y varias civilizaciones que se remontaban a la Antigüedad: un legado cultural que provenía no sólo del Imperio romano, sino también de las antiguas tradiciones culturales celta, germánica y eslava.

La religión cristiana dio paso a la aparición de una unidad cultural: la cristiandad. Sin embargo, la cristiandad se organizó en una serie de estados de inspiración nacional, independientes y con una diversidad creciente. Así, la configucarión de Europa se forjó sobre la unidad y la fragmentación, la unidad y la diversidad.

No obstante, Europa también heredó el gran abismo cultural del Imperio romano, que, lejos de unir, se limitó a yuxtaponer dos mundos contrapuestos: un Occidente de lengua latina y un Oriente grecoparlante. Esta situación dio lugar a una Europa dual, en la que Occidente estaba dominado por el cristianismo católico romano mientras que Oriente fue moldeado por el cristianismo ortodoxo griego.

Después de un largo período de declive demográfico, económico, político y cultural, la Europa cristiana occidental se estabilizó a finales del siglo X, luego se desarrolló bajo el sistema feudal y comenzó un azaroso camino hacia una civilización precapitalista.

Así, Europa occidental estableció durante la Edad Media las bases para su futuro dominio sobre el resto del mundo, que ejerció a partir del siglo XVI. Dicho dominio se originó en el medio urbano europeo de la Alta Edad Media y no se limitó a los ámbitos tecnológico, económico, militar y político, sino que también se extendió a las esferas intelectual e ideológica. A pesar del gran peso de la tradición, este medio urbano apadrinó la innovación y la modernización basadas en la ciencia y la razón. Sin embargo, este incremento del poder de Europa vino seguido de un crecimiento paralelo de la intolerancia, la represión y la persecución en el interior de Europa, que llevó a un afán de expansión y conquistas en el exterior.

Aun así, la Europa medieval también sentó las bases para la unidad europea. Los avances en el campo de la ciencia y el pensamiento, así como los logros en las artes, trascienden los abusos en vista de la gran aportación hecha a la cultura del mundo."
"La configuración de la personalidad
europea" en Historia de la Humanidad Planeta.
Tomo 4 Del siglo VII al siglo XVI
Jacques Le Goff
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...