jueves, 25 de octubre de 2012

EL IMPERIO ESTEPARIO DE LOS XIONGNU


Los chinos consideraban a los xiongnu como el prototipo ideal de los pueblos nómadas de las estepas, personificación de la más absoluta barbarie.


El nombre xiongnu aparece en las fuentes chinas hacia el 230 a.C. , aunque probablemente la existencia de este pueblo se remonta a las más remotas dinastías. El primer problema con que nos enfrentamos es el nombre que vamos a utilizar xiongnu o hsiong-nu. Me decantaré arbitrariamente por xiongnu. La palabra para designar a los líderes es SHANYU. 

Los xiongnu desempeñaron en las fronteras orientales de las Estepas Euroasiáticas, el mismo papel, idéntico rol al jugado por los escitas en los límetes occidentales de las mismas estepas.

El historiador chino de la Antigüedad Sima Qian nos ofrece una descripción, seguramente cargada de tópicos.

"Vagan por las tierras en busca de agua y pastos. Sus ciudades no tienen muros ni son permanentes y tampoco llevan a cabo ningún tipo de cultivo".


El apogeo xiongnu se inicia son el shanyu Maodun (209 - 174 a.C.), que se aupó al liderazgo tras asesinar a sangre fría a su propio padre. Para continuación lanzarse a vencer a todos sus vecinos y enemigos, siendo los más difíciles de doblegar los temibles yuezhi, sentando las bases del Imperio Xiongnu.

La principal ambición de Maodun era equipararse a los soberanos de la dinastía Han, para ello se pusieron en marcha una serie de tratados, llamados heqin.

Por estos tratados, heqin, el shanyu recibía como esposa a una "auténtica princesa china" y regularmente eran agasajados con ricos presentes y ostentosos regalos. Como contrapartida, los xiongnu se abstrendrían de atacar los territorios de los Han. Este tipo de acuerdos, han sido históricamente muy frecuentes, en toda época y lugar, entre los estados sedentarios y las sociedades nómadas; especialmente en momentos de creciente poder de los grupos nómadas. 


Los xiongnu eran un pueblo nómada de las inabarcables estepas del Asia Central, eficaces guerreros, excelentes jinetes y buenos pastores de caballos. Su principal fuerza militar eran los arqueros a caballo, propicios para rápidos ataques y veloces retiradas. Utilizando estas tácticas de hostigamiento, conseguía confundir y agotar a los ejércitos más organizados. Los varones aprenden desde su infancia a montar a caballo y a disparar con el arco.

En palabras del propio Maodun "Apenas divisan al enemigo, se abaten sobre él como una bandada de pájaros, ansiosos por el botín".

Las estepas no son buenas tierras para el cultivo, por tanto la actividad económica de los xiongnu giraba en torno al caballo. Comerciaban con las sociedades sedentarias, ofreciendo caballos y pieles, a cambio de grano, para su alimentación, y objetos suntuosos y de prestigio, como por ejemplo la seda, productos ambicionados por la clase dirigente xiongnu.

Adoraban al cielo, al que llamaban Tengri, nombre que posteriormente adoptaron turcos y mongoles, al Sol y a la Luna, y rendían culto a sus antepasados, a los que habían enterrado en cajas de madera en el interior de cámaras funerarias.


La cohesión de este vasto imperio siempre fue problemáticas, y en el año 54 a.C. se produjo la división en un estado del Norte, y otro estado en el Sur.

El estado del Sur, pronto se convirtió en tributario de los Han y hacia mediados del siglo IV d.C., ya había perdido totalmente su identidad étnica.

El estado del Norte, bajo el liderazgo del shanyu Zhizhi, mantuvo su base en Mongolia, pero enfrentado continuamente a múltiples problemas. Los conflictos eran constantes y los enemigos múltiples. Atacados por los chinos, varios pueblos del Asia Central, como los xianbei, y por sus propios "hermanos del sur", los xiongnu desaparecieron de la historia hacia el siglo II d.C.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...