martes, 7 de julio de 2015

EL TROMPETISTA DE URSO



Un guerrero turdetano, un centinela o un músico metido a soldado, vestido con una túnica corta, atada a la cintura a modo de faldín, hace sonar la trompa (o cuerno) mientras las tropas desfilan envalentonadas y cantando himnos de victoria rumbo fijo al campo de batalla. Tras el combate, el mismo instrumentista tocará la trompa con monotonía fúnebre, mientras loas caídos inician su peregrinar espiritual al paraíso.

En la ciudad ibérica de Urso durante la guerra civil entre Julio César y Pompeyo, se levantaron murallas, reforzándola con sillares que presentaban relieves escultóricos que habían pertenecido a diferentes construcciones de una antigua necrópolis de tradición ibera. Se piensa que el sillar expuesto formaba parte del conjunto más moderno conocido como "monumento B de Osuna".

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...